EmiratesAdidas
Barcelona - Real Madrid

2-1: El Real Madrid mereció más en el Clásico

Ver galeríaVer vídeo

CRÓNICA | 22/03/2015 | Alberto Navarro

Cristiano Ronaldo marcó el tanto del conjunto blanco en una espectacular jugada en la que destacó la asistencia de Benzema con el tacón.
  • Liga BBVA
  • Jornada 28
  • 22/03/2015
Camp Nou
2
1
El Real Madrid mereció más en un vibrante e igualado Clásico, que se complicó pronto pese a estar cerca de marcar en el minuto 12 en una sutil volea de Cristiano Ronaldo en el segundo palo que se estrelló en el larguero. No obstante, el Barcelona se adelantó en su primer disparo a portería. Messi sacó la falta en el 19’ y Mathieu, de cabeza, batió a Casillas. Tocaba remontar, pero el campeón de Europa ya había demostrado en innumerables ocasiones que está capacitado para hacerlo en cualquier estadio.

El gol espoleó al Real Madrid, que tuvo varias oportunidades para empatar un partido que no merecía ir perdiendo. Y puso las tablas en el marcador a la media hora. El contragolpe fue espectacular. Lo inició Casillas y lo terminó Cristiano Ronaldo utilizando la puntera como recurso, pero la genialidad estuvo en la asistencia de Benzema. El francés observó la llegada del portugués y, de espaldas, le entregó el esférico con la espuela. 

Superioridad blanca
De ahí hasta el descanso sólo existieron los visitantes, que gozaron de varias ocasiones para irse con ventaja a los vestuarios. Incluso llegaron a marcar otro tanto que fue anulado a Bale en el 40’ por fuera de juego de Cristiano Ronaldo en la prolongación del balón con la cabeza. El galés tuvo la más clara en el 43’, pero su remate con la derecha desde el punto de penalti se marchó a escasos centímetros de la portería de Bravo.

Oportunidad de Benzema
El inició de la segunda mitad refrendó que el Real Madrid estaba siendo superior y sólo la falta de acierto evitó que ya tuviera el marcador a favor. Así ocurrió de nuevo en otra jugada trenzada en la que Benzema, en el minuto 49, no pudo superar a Bravo en el mano a mano. Lo que sí llegó fue el segundo gol del Barcelona. El pase largo fue de Alves en el 56’ y la definición de Luis Suarez, que batió a Casillas con un disparo cruzado.

La fortuna, que estaba siendo esquiva a los madridistas, volvía a aliarse con su rival. Ese gol dio alas al Barcelona, pero aún quedaba tiempo y el Real Madrid lo iba a intentar hasta el final. Así lo demostró Benzema con un disparo que se envenenó tras golpear en Piqué y que obligó a Bravo en el 79’ a realizar una formidable estirada. Los blancos merecieron más.
Buscar