EmiratesAdidas

La leyenda del club más grande de todos los tiempos se cimienta sobre unos valores que son los que han ido forjando una entidad que es líder en lo deportivo, en lo social, en lo solidario y en lo económico.

La excelencia es un signo de identidad del Real Madrid, parte esencial de nuestro club desde su fundación en 1902, aplicada a todos los ámbitos, tanto profesionales como deportivos e institucionales. Nos exige llevar y ofrecer el más alto estándar de calidad siempre al máximo nivel en todos los retos que afrontamos. Trabajaremos el valor de la excelencia a través de la calidad, el liderazgo, la exigencia y el talento.

Derivado de la excelencia que se nos exige, asumimos el compromiso que tenemos con millones de seguidores en todo el mundo. Se trata de la capacidad que tenemos para actuar con todos nuestros valores y ser fieles a nuestra historia, cumplir con todo lo que nuestro club representa. Es también el compromiso con la sostenibilidad que nos permite, a través de una gestión económica responsable, minimizar el impacto medioambiental en la sociedad, aceptando la herencia que se nos ha legado con el compromiso de gestionarla de manera óptima para las futuras generaciones de madridistas.

Nuestra mentalidad más esencial es el espíritu ganador, que define nuestra actitud ante todo y conlleva responder con una predisposición positiva a los objetivos que nos marcamos cada temporada. Esta actitud que tenemos los madridistas ante la vida define en gran medida el éxito que podamos lograr en nuestros propósitos. Fomentaremos nuestro espíritu ganador a través de tesón, esfuerzo, sacrificio, entrega, constancia y superación.

Nos comprometemos al 100 % con todos los objetivos deportivos mediante una filosofía de equipo. Trabajamos juntas, todas y cada una de las personas que formamos parte del Real Madrid, tanto trabajadores como aficionados, pensando en ganar el siguiente partido. Se trata de una filosofía organizacional a través de la que nos comprometemos con nuestros objetivos con compañerismo, generosidad, unión y empatía para alcanzar un fin común.

El Real Madrid trata a las personas, instituciones y empresas con respeto, sin causarles ofensa o perjuicio. En el terreno de juego obramos de buena fe y respetamos a todos los equipos con los que competimos y a sus aficiones. Fuera del terreno de juego mantenemos relaciones fraternales y solidarias con todos los demás clubes, ofreciendo a estos y a las autoridades deportivas nacionales e internacionales nuestra continua colaboración. 

La universalidad del Real Madrid traspasa fronteras, es atemporal y transversal a todas las personas del mundo. No entiende de razas, ideologías, culturas, religiones, formas de pensar, lugar de procedencia o condición social. Un Real Madrid universal es un Real Madrid global, multicultural, igualitario y apolítico, lo que nos hace ser un club multigeneracional y eterno.

Nuestra solidaridad conlleva un compromiso de estar cerca de quienes más lo necesitan, especialmente de los niños y niñas en riesgo de exclusión social. El Real Madrid debe ser útil a la sociedad en agradecimiento a todo lo que la propia sociedad nos ha dado durante toda nuestra historia. La solidaridad es un valor irrenunciable que potenciamos a través de la Fundación Real Madrid, el alma del club.

Creemos firmemente que la humildad es una condición imprescindible para intentar seguir siendo mejores cada día. Todo lo que conseguimos es fruto del sacrificio y del trabajo, y la humildad nos permite alejarnos de la autocomplacencia. El Real Madrid considera a nuestros rivales como iguales desde el máximo respeto y cada logro es un punto de partida para intentar conseguir el siguiente desafío.

HASTA EL FINAL, VAMOS REAL.

 
Buscar