LazoGanadores de Champions LeagueOtro

A semifinales de la Copa del Rey

CRÓNICA. 17/02/2022. Fotógrafo: Víctor Carretero

El Real Madrid derrotó al Río Breogán en los cuartos y se medirá al Lenovo Tenerife por un puesto en la final.

El Real Madrid disputará este sábado ante el Lenovo Tenerife su novena semifinal consecutiva de la Copa del Rey (18:30 horas, #Vamos), después de imponerse en la eliminatoria de cuartos de final al Río Breogán. Los de Laso fueron superiores durante gran parte del partido, con un nivel defensivo muy alto los 40 minutos y un gran primer cuarto, en el que cogieron una renta que luego defendieron con solidez a pesar del empuje rival en el tramo final. Doble-doble para Tavares (11 puntos, 11 rebotes y 22 de valoración) y Heurtel (12, 10 asistencias y 18), que fueron los mejores del equipo junto a Yabusele (17 y 21 de valoración).

El espíritu combativo de Alocén, que estuvo presente en las camisetas de apoyo que lució el Madrid en el calentamiento, se impregnó en el equipo desde el inicio. Los nuestros entraron en la Copa muy centrados, frenando al Río Breogán con una gran defensa de Causeur sobre Bell-Haynes y Abalde sobre Musa. Además, anotaron con fluidez por dentro (83% de acierto) y por fuera (4 triples) y corrieron gracias a la superioridad en el rebote. Yabusele fue el factor diferencial con sus 11 puntos y 15 de valoración en este primer cuarto, donde los de Laso cogieron una ventaja de 11 puntos (27-16). 

El Madrid, sólido atrás
Las sensaciones eran buenas de los madridistas, sobre todo en defensa. El equipo estaba muy enchufado y sujetó a la perfección a un rival del talento ofensivo del Río Breogán. No dejó generar juego cómodo a Musa y tuvieron que aparecer Kalinoski y Mahalbasic para que los suyos no se descolgaran del partido. En ataque, el Madrid no estuvo tan acertado como en el primer cuarto pero encontraba soluciones con el buen hacer de Hanga, Abalde y la conexión entre Heurtel y Tavares (41-31, min.30).

Vídeo.73-67: A semifinales de la Copa del Rey

El Madrid controlaba el partido a partir de su gran actividad defensiva, imprimiendo un ritmo físico alto con constantes rotaciones. Respondía a cada canasta del Río Breogán siendo paciente en ataque. Heurtel hacía gala de su visión de juego (10 asistencias) y Abalde y Yabusele cortaban los intentos de reacción lucenses. Una canasta de Llull puso la máxima diferencia en el marcador en el 28’ con el 56-41. Pero cuando el encuentro parecía encarrilado, llegó el mejor momento del rival. Un 1-14 a su favor, entre el final del tercer periodo e inicio del último, le situó con opciones de luchar por la victoria (57-55, min.32).

Implacable
La rápida respuesta del Madrid, con un 5-0, fue tan necesaria como vital en el devenir del partido, aunque todavía quedaría sufrir. Contuvo el crecimiento rival en un momento muy delicado y cogió una ventaja de 7 puntos que tuvo que defender en el tramo final. Y lo hizo a pesar de que los gallegos no cesaron en su intento de alcanzarle en el marcador. Con el 64-62 en el 37´, los de Laso se mostraron firmes. No titubearon y lograron el parcial definitivo desde la defensa. Un 7-0 en los siguientes dos minutos, con Heurtel como gran protagonista (4 puntos), para entrar en el último con 71-62 sentenció el pase a semifinales. Primer paso de los 3 para ser campeón. El segundo, en menos de 48 horas contra el Lenovo Tenerife, que se impuso al Joventut por 64-62 en cuartos.

ESTADÍSTICAS DEL REAL MADRID-RÍO BREOGÁN

Buscar