EmiratesAdidas
contenido

Los blancos ganaron su segunda Euroliga en cuatro años.

El Real Madrid se proclamó campeón de Europa en la Final Four disputada en Belgrado.

El 20 de mayo de 2018, Real Madrid se proclamó campeón de la Copa de Europa por décima vez en su historia tras derrotar en la final al Fenerbahçe por 85-80. Los blancos agrandaron su leyenda y continúan siendo el equipo más laureado del Viejo Continente. Además, conquistaron su segundo título en los últimos cuatro años después de lograr la Novena en Madrid en 2015.

La Décima será recordada por el madridismo como un título especial por la forma de conseguirlo. Tras una durísima temporada plagada de lesiones, de superar al Panathinaikos en el playoff con el factor cancha en contra  (1-3), el Real Madrid alcanzó su sexta Final Four en las últimas ocho temporadas.

En una de las ciudades del baloncesto por excelencia, Belgrado, el equipo dirigido por Laso se alzó con el trofeo, desplegando un baloncesto espectacular y dando una exhibición de equipo para derrotar a dos colosos europeos. Primero ante el CSKA de Moscú, en semifinales, que había sido el mejor de la Liga Regular (82-93). En la final el rival fue el Fenerbahçe (85-80), campeón de la edición anterior. Además, por primera vez en el partido decisivo los 12 jugadores disputaron al menos 9 minutos.

Doncic MVP de la Final Four

Belgrado coronó al mejor jugador de Europa. Luka Doncic fue designado MVP de la Final Four tras promediar 15,5 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 1 recuperación y 7 faltas recibidas para 17,5 de valoración. El canterano del Real Madrid lo conseguía un día después de ser elegido MVP de la Liga Regular, en la entrega de premios de la Euroliga celebrada en el Palacio de Serbia.

Allí recogió también otros dos galardones, siendo el gran protagonista de la noche: Rising Star e integrante del mejor quinteto de la competición. A sus 19 años, Doncic batió todos los récords de precocidad. El canterano se mostró muy agradecido por el trofeo: "Tengo unos compañeros asombrosos y fantásticos y un entrenador genial como Laso, que me da la oportunidad de jugar. Confían en mí y siempre van conmigo, gane o pierda".

Esta Euroliga fue el 14º título con Laso en el banquillo.

El Real Madrid celebró sobre la pista del Stark Arena el título. Posteriormente, la fiesta se trasladó al vestuario, donde Florentino Pérez felicitó a los campeones y se produjo el ya habitual selfie de Llull . Al día siguiente tuvo lugar la visita al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid, para ofrecer este histórico título europeo. Las celebraciones de la Décima concluyeron con la visita al Palacio de la Zarzuela para ser recibidos por el rey Felipe VI.

Buscar