Llull: “Hay que echar el resto para llegar a la final del domingo y ganarla”

“Siento ganas, ilusión y nervios por tener la oportunidad de lograr algo histórico”, indicó.

NOTICIA.Fotógrafo: María Jiménez

Sergio Llull habló en el día previo a que el equipo viaje a Berlín para afrontar una nueva Final Four: “Siento mucha ilusión y ganas. El equipo está bien y preparado. Es igual de especial que las otras. Sabemos lo duro que es llegar hasta aquí en una competición con grandísimos equipos y un calendario muy cargado. Aún no hemos hecho nada y vestir esta camiseta lleva implícito luchar por todo. Siento ganas, ilusión y nervios por tener la oportunidad de estar ahí e intentar lograr algo histórico”.

“No nos podemos poner presión extra por no repetir título. Es muy difícil ganar la Euroliga. Hemos ganado tres desde 2015 y antes hacía 20 años que no se ganaba. Hemos hecho una temporada regular muy buena y un playoff muy bueno. Hay que echar el resto para llegar a la final del domingo y ganarla. El Olympiacos es duro y será muy físico. Hay que igualar esa dureza y ser nosotros mismos para estar en la final”.

¿Responsabilidad?
“Cuando te pones esta camiseta sabes la responsabilidad que conlleva, tienes que darlo todo y a veces con eso no basta. Los veteranos tratamos de inculcar que aquí no vale con llegar; hay que ganar. Todos lo tenemos asumido y vamos a por ello”.

Las virtudes del equipo
“La mayor virtud de este equipo es pensar sólo en el partido que tenemos que afrontar. Hemos respetado por igual a todos los rivales. Hemos hecho una temporada muy buena y ahora hay que ir a por todo porque empieza el momento más importante de la temporada y no nos queremos conformar con la Supercopa y la Copa del Rey”.

“El secreto es la amplia plantilla que tenemos. Nos permite afrontar el calendario de buena manera y rotar durante el año. Ahora se decide todo y los más veteranos intentamos cuidarnos un poco más que el resto para ayudar al equipo en todo lo que podamos”.

La canasta decisiva ante Olympiacos en la última final
“Es una canasta que he visto muchas veces y guardaré para siempre. Es algo con lo que todo el mundo sueña. Todos me conocéis, llevo muchos años y no me voy a esconder si el entrenador cree que soy la mejor opción para intentar resolver el partido. Puede que este año estén más pendientes de mí, así que algún compañero estará más liberado”.