Ver todos los patrocinadores

El Madrid gana en Francia y bate un récord de la Euroliga

76 -77

ASVEL Villeurbanne

Finalizado

Real Madrid

El líder se impone al Asvel a domicilio y firma la mejor primera vuelta en la historia de la competición con 16 triunfos en 17 partidos. Tavares y Poirier, decisivos.

El Madrid gana en Francia y bate un récord de la Euroliga
CRÓNICA.Edu Bueno

El Real Madrid batió un nuevo récord en el último partido del año en la Euroliga. Los de Chus Mateo ganaron al Asvel Villeurbanne a domicilio para sumar su 16ª victoria en 17 encuentros y firmar la mejor primera vuelta de la historia de la competición. El líder lo hizo sobreponiéndose a las importantes bajas de Rudy, Deck, Hezonja y Yabusele, en un duelo muy complicado y al que dieron la vuelta con unos primeros cinco minutos sensacionales del último cuarto, en los lograron un 19-2 de parcial que resultó definitivo. Gran actuación de la pareja interior Poirier-Tavares. El primero celebró su encuentro 200 como madridista con 17 puntos, 7 rebotes y 21 de valoración; y el segundo, con 16, 12 y 26. Es el décimo triunfo seguido para los nuestros entre Liga y Euroliga.

Entró mejor en el partido el Asvel, atacando la pintura madridista con dos pívots altos como Fall y Lauvergne. Un 13-4 en el minuto 6 obligó a Chus Mateo a pedir un tiempo muerto. Puso a cuatro pequeños con Poirier de cinco y el Madrid reaccionó. Ganó en intensidad y entre Causeur (5 puntos) y su compatriota (otros 5), nivelaron la contienda al final del primer cuarto (19-18).

Llull tira del equipo

Pero la delantera la seguía llevando el conjunto local, muy agresivo de cara al aro y que empleó con inteligencia su superioridad física ante nuestras bajas. El Madrid no lograba coger ritmo en ataque, tampoco podía correr y sus porcentajes en el tiro eran bajos. A pesar de ello, llegó a ponerse uno arriba en el ecuador del segundo cuarto tras cuatro puntos casi consecutivos de Abalde (25-26, min. 16). Sin embargo, dentro del descontrol en el que se dirimía el partido, el Asvel aprovechó una serie de acciones desafortunadas de los nuestros para volver a coger una renta de nueve puntos. Fue Llull, con una canasta y un triple desde ocho metros (7 puntos en este periodo), el que redujo el parcial local antes del descanso (39-33).

Las imprecisiones en ataque y la falta de acierto en el triple permitían al Asvel llevar la iniciativa en el inicio de la segunda parte (48-39, min. 24). Chus Mateo decidió juntar a Tavares y Poirier para contrarrestar el poderío interior rival. Pronto surgió efecto. La pareja madridista mandó al banquillo a Fall y Lauvergne. Además, cerró el rebote y salimos con mayor claridad al ataque, donde Musa pasó a ser nuestro referente. Con un parcial de 2-10 nos situábamos a un punto, diferencia que volvió a estirarse a favor de los locales en el último minuto del tercer cuarto (57-51).

Victoria muy trabajada

Poirier dio un paso al frente en su partido 200 con la camiseta del Real Madrid y se hizo gigante en la zona. Anotó los ocho primeros puntos del último cuarto y fue la punta de lanza del primer arreón serio de los nuestros. El equipo estuvo impecable en defensa y en ataque, con un Tavares que acabó con dobles figuras en puntos y rebotes, pero también con la aportación de Sergio Rodríguez y Abalde. El líder de la Euroliga dejó casi seis minutos sin anotar al Asvel y firmó un parcial de 2-19 en cinco minutos con el que abrió una distancia de 11 puntos a falta de tres minutos (59-70). Pero había sido un partido raro y se confirmaría en el tramo final. Los locales empataron a 74 en el último minuto. Sin embargo, el Madrid tuvo la templanza necesaria para no ceder y desde la línea del tiro libre, con Tavares, Campazzo y Llull, y una gran defensa en la última posesión del Asvel, logró el triunfo (76-77, min. 40). El domingo, en el WiZink Center, último partido de 2023 ante el Valencia Basket (12:30 h; #Vamos).

ESTADÍSTICAS DEL ASVEL-REAL MADRID