EmiratesAdidas
Real Madrid - Divina Seguros Joventut

Kirolbet Baskonia-Real Madrid: los blancos cierran el año a domicilio

Ver vídeo

NOTICIA | 30/12/2018 | Nacho Díaz

Regresan a la cancha donde ganaron la Liga el pasado junio.
Vuelta al Buesa Arena para cerrar 2018. Una cancha de grato recuerdo para el Real Madrid porque ahí ganó su última Liga, la 34 en el palmarés del club. Y en este mismo lugar espera disputar la Final Four de la Euroliga en mayo de 2019. Pero antes toca jugar en competición doméstica frente a un Kirolbet Baskonia con el que se encuentra igualado en victorias (10) y derrotas (3). No será fácil, y más después de la paliza física en Estambul hace menos de 48 horas.

Duelo en las alturas
Para ello Laso moverá fichas de la plantilla, en parte obligado por las circunstancias: Carroll no estará por problemas en el glúteo; y tampoco Kuzmic ni Randolph. Ayón entrará en el lugar del balcánico. En la pintura se espera una batalla de las grandes. El mexicano y Tavares tendrán la tarea de parar a Shengelia, en números de MVP (15,3 puntos y 19,6 de valoración), y a Poirier (5,3 rebotes) y segundo máximo taponador tras el caboverdiano.

El último precedente de esta temporada, en Euroliga, fue favorable al Real Madrid (97-79).

Los blancos ya conocen el camino para lograr la victoria. Lo hicieron en verano en la final de la Supercopa (80-73) y en el último duelo entre ambos de esta temporada, en Euroliga, con un 97-79 en el WiZink Center en la tercera jornada de competición. Ahí los de Laso minimizaron el poderío de las torres del Baskonia, a lo que se sumó una exhibición de Llull, que se fue a los 23 puntos, y que cuatro madridistas más superaron la decena.

Ataque contra defensa
El Real Madrid llega, disputadas las primeras 13 jornadas, como el segundo mejor ataque de la Liga (88 puntos de promedio, uno por encima de su rival). El Baskonia es el que mejor defiende en la competición. Los de Perasovic solo encajan 70 puntos de media. El plus para los locales es conseguir plaza en la Copa del Rey, para lo que necesitarían ganar y que les favoreciesen otros resultados. Los blancos ya han hecho los deberes en ese sentido pero quieren cerrar 2018 lo más arriba posible.

Buscar