EmiratesAdidas
Arrancan los torneos sociodeportivos de la Fundación en centros de internamiento

Arrancan los torneos sociodeportivos de baloncesto en centros de internamiento

NOTICIA | 27/11/2018

En ellos participan más de mil quinientos beneficiarios de la Fundación Real Madrid.
La Fundación Real Madrid puso en marcha una temporada más los torneos sociodeportivos de baloncesto en centros de internamiento. Más de mil quinientos beneficiarios sacarán partido de estos proyectos entre los reclusos de los centros penitenciarios y los menores en centros de ejecución de medidas cautelares, que disfrutarán junto a otros centros en los que la Fundación desarrolla actividades.

En consonancia con el proyecto Por una Educación REAL: Valores y Deporte, que entiende la competición como un elemento favorable a la educación en valores a través del baloncesto, los torneos se componen de un partido amistoso 5x5, un concurso de tiro y una reflexión conjunta para entregar las tarjetas blancas. Además, el resultado no sólo depende del tanteo sino también de la deportividad de los equipos participantes; así se favorece una competición adaptada a los objetivos educativos y deportivos de la Fundación.

Torneo intercentros penitenciarios
Un año más la Fundación organiza los encuentros baloncestísticos de fin de semana con equipos de voluntarios que acuden a las cárceles para practicar este deporte con los reclusos que participan durante la semana en la actividad sociodeportiva de baloncesto y valores. En el caso de los centros de ejecución de medidas cautelares, los equipos que acuden a los centros a jugar pueden ser de otros centros o de equipos y clubes que quieren apoyar la iniciativa.

Respeto
La competición para compartir valores forma parte del proceso de enseñanza y aprendizaje y es un elemento que favorece la formación integral de los jugadores. El objetivo es trasmitir la idea de disfrutar de la práctica del baloncesto, atendiendo a la mejora personal de cada uno y a las relaciones que se establecen con las otras personas. Para ello, se promueve el respeto a los propios compañeros, a los adversarios y a las reglas de juego como base de la resolución de conflictos que se puedan originar, así como a las personas encargadas de aplicar dichas reglas.
Buscar