Real Madrid-Kirolbet Baskonia: a por la 34ª Liga

Ver vídeo

Los blancos buscan el primer punto de la final en el WiZink Center (21:00 horas, #0).
El Real Madrid arranca esta noche la final de la Liga Endesa frente al Kirolbet Baskonia con el objetivo de lograr el doblete. Tras conquistar brillantemente la Euroliga, el campeón de Europa intentará refrendar su gran temporada con el trigésimo cuarto título liguero. Primero y segundo de la Liga Regular abrirán hoy en el WiZink Center una serie al mejor de cinco encuentros que se prevé apasionante por el momento de forma que atraviesan los dos equipos.

Será la vigésima final de Liga para el Real Madrid, séptima consecutiva. No falta desde la temporada 2010-11. Desde entonces, tres títulos en su haber, el último hace dos temporadas. El Baskonia rompe su sequía de ocho años sin presencia en la eliminatoria por el título. Los dos mejores equipos de la Liga Regular; el mejor ataque del playoff frente a la mejor defensa; y la histórica remontada blanca con el triple de Herreros, en el único precedente entre ambos, son los alicientes de una gran final.

El Madrid ha ganado esta temporada los dos partidos disputados contra el Baskonia en el WiZink Center.

El conjunto dirigido por Laso cuenta con el factor cancha a favor. Hoy y el viernes tendrá la ayuda del Palacio, que ha llevado a su equipo a no perder ningún partido en Liga en 2018. Además, se presenta con un balance de 5-0 en los playoff y ha ganado a los vitorianos los dos partidos de este año en casa (101-89 en Liga y 75-73 en Euroliga). Pero Baskonia no se queda atrás. Solo cedió un encuentro de los seis en su camino a la final, eliminando con autoridad a dos equipos de Euroliga como el Unicaja y el Barcelona.

Defensa y tiro exterior
Son los dos grandes peligros del Baskonia. Ideas claras en defensa (encaja 70,6 puntos por partido) y efectividad en el triple (41,4%), con una batería de buenos tiradores como Huertas, Beaubois, Timma, Voigtmann y, en especial, Janning. Por dentro, puntos y contundencia, liderados por el ala-pívot Shengelia, que está cuajando la mejor temporada de su vida. Una durísima prueba de fuego para un Real Madrid que siempre da lo mejor de sí mismo en las grandes citas.