Día Mundial del Autismo: las plantillas de fútbol y baloncesto envían un mensaje para una sociedad accesible

Ver vídeo

Casilla y Reyes, en representación de los dos equipos, se unen a la Fundación en el apoyo a la campaña 'Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible'.
Un año más, los jugadores de las primeras plantillas de fútbol y baloncesto del Real Madrid han apoyado a la Fundación uniéndose a la campaña de la Confederación Española de Autismo y la Federación Autismo Madrid en el Día Mundial de la Concienciación sobre los Trastornos del Espectro Autista. Kiko Casilla y Felipe Reyes, en representación de los dos equipos, se unen a la campaña Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible. Un lema que por segundo año consecutivo pretende sensibilizar a la sociedad de la necesidad de incluir e integrar a las personas con autismo, un trastorno cuya prevalencia ha aumentado sensiblemente en la última década en la sociedad occidental.
 
La Fundación Real Madrid desarrolla, en colaboración con las entidades especializadas en autismo y con el apoyo de El Corte Inglés. dos escuelas sociodeportivas inclusivas de fútbol para menores con Trastorno del Espectro Autista, que atienden a más de una veintena de afectados por tercera temporada consecutiva. El proyecto, que comenzó de manera experimental para aplicar la educación deportiva en valores a la integración de menores, se ha consolidado y son ya tres los menores con TEA que se han integrado en actividades sociodeportivas de la Fundación con otros sin estas problemáticas, demostrando así que el deporte de equipo puede contribuir al aumento de la sociabilidad.

El fútbol como recurso
Los objetivos principales de estos proyectos están relacionados con las necesidades de las personas con autismo en materia de comunicación, habilidades sociales, conductas reiteradas e intereses restringidos, para las que se utiliza el fútbol como un recurso educativo que contribuya a paliarlas.

Las sesiones que se desarrollan en las escuelas con estos alumnos se estructuran empezando con una asamblea, en la que los alumnos cuentan qué han hecho a lo largo del día o del fin de semana. Con esta actividad se busca potenciar las habilidades sociales y las diferentes maneras de comunicación. Tras la asamblea realizan un ejercicio de grupo para potenciar las relaciones con sus compañeros y con el fútbol como recurso. La sesión finaliza con un ejercicio dedicado al aprendizaje técnico y táctico del deporte en sí. En todos los casos, su inclusión es el objetivo final.