EmiratesAdidas
Athletic - Real Madrid

1-0: El Madrid cae en San Mamés

Ver galeríaVer vídeo

CRÓNICA | 07/03/2015 | Alberto Navarro | FOTÓGRAFO: Víctor Carretero

Los blancos lo intentaron hasta el final pero la suerte les fue esquiva en un partido en el que merecieron más.
  • Liga BBVA
  • Jornada 26
  • sáb, 07 mar
Estadio de San Mamés
1
0
El Real Madrid mereció más en un encuentro que tuvo una primera parte igualada y una segunda mitad de infructuoso acoso visitante. El partido comenzó vibrante. Tanto los blancos como el Athletic no escatimaron en el esfuerzo. El balón apenas pasaba por el centro del campo y ambos equipos llegaban al área rival en rápidas transiciones. Más emoción no podía tener un partido en el que se pudieron adelantar los visitantes si Etxeita no acertado a despejar un pase de Benzema en el 13’ que esperaba Cristiano Ronaldo en boca de gol.

Mediado el primer tiempo se adelantó el Athletic. Mikel Rico centró en el 26’ y Aduriz, que llegaba desde atrás, superó a Casillas con un gran testarazo. Tocaba remontar a domicilio y ante un público que estaba entregado al finalista de la Copa. No sería por falta de empeño. Tras este tanto dominó y buscó el empate el Real Madrid, pero se fue al descanso con el marcador en contra. Quedaban aún 45 minutos para dar la vuelta al encuentro.

Acoso sin suerte
Mucho más peligro creó el Real Madrid nada más iniciarse la segunda mitad. Sólo la aparición de Balenziaga cuando Benzema esperaba para empujar el balón a la red tras una gran jugada colectiva en el 48’ y la mano que sacó Iraizoz un minuto más tarde al pase atrás de Bale impidieron que los blancos, pese a merecerlo, ya hubiesen empatado. Los visitantes habían salido en tromba y el Athletic, que no pasaba de medio campo, se sacudía el peligro como podía.

Los blancos se vaciaban en su empeño de marcar e Isco lo intentó desde la frontal en el 58’, pero su disparo raso y ajustado al palo obligó a lucirse a Iraizoz. El tiempo pasaba y eso interesaba a los locales. Ancelotti dio entrada a Jesé por Illarra, a Lucas Silva por Kroos minutos más tarde y a Chicharito por Benzema en el 81’. Más pegada para dar la vuelta a un partido en el que su equipo merecía más, pero la suerte le estaba siendo esquiva.

Así se vio en el 83’. Bale controló en la medular, avanzó pocos metros, vio a Iraizoz adelantado y sorprendió con un disparo que se estrelló en el poste cuando ya había superado al cancerbero. Hasta el final lo intentaron los visitantes.
Buscar