EmiratesAdidas

Marcelino García llegó hace casi 30 años de León al pueblo de Guardo (Palencia), que actualmente cuenta con cerca de 7.500 habitantes. Su sentimiento madridista y su profesión de maestro le llevaron a relacionarse con los demás aficionados al Real Madrid y decidirse a crear una peña que demostrara una pasión común.

La peña se formó en 1985, una época que los socios recuerdan con mucho cariño. Marcelino cuenta que “nunca se jugó como entonces. Como yo no conozco la época de Di Stéfano, para mí ese fue el mejor Real Madrid. Si se perdía un partido, se afrontaba el siguiente con la ilusión de remontar. Como quería D. Santiago Bernabéu, el equipo formaba un grupo y todos sentían los colores. La mayoría eran jugadores nacionales y los que eran extranjeros intentaban adaptarse. Tenían una unión profesional y además muy humana. Al aficionado lo que le gusta es que el jugador se parta el pecho. Siempre ha triunfado el trabajador nato. Así es como llegan los éxitos”.

Para los socios más veteranos, hay un partido que quedó en sus retinas y se emocionan al recordar: “La eliminatoria de la UEFA que remontamos al Anderlecht con un 6-1. Un partidazo de Butragueño. Fue cuando mejor lo pasamos”. Además, su presidente ha sido uno de los afortunados en asistir a las conquistas de las últimas Copas de Europa: “Personalmente fueron partidos muy especiales. En la primera había tantas ganas que fuimos 6 socios de la peña. Cuando acabó el partido estábamos todos llorando, incluido yo. ¡Qué emocionante!”

Dentro de las actividades que realizan las peñas están los viajes en grupo. Se visita el Santiago Bernabéu una vez al año para ver un partido de Liga y, dependiendo del año, alguno más para la Champions League. Allí se nota también la antigua profesión del presidente, porque cada visita acaba siendo una excursión. Su gran amor hacia el Real Madrid, está unido con la de la enseñanza y los niños. En ocasiones se visitan los pueblos o ciudades de paso, y en otras se realizan actividades recreativas en la capital. Gracias a ello, la mayoría de los niños de Guardo son madridistas.

Existe una actividad algo intermitente pero llena de pasión que es el equipo de fútbol sala de la Peña Madridista Guardo. Se trata de un equipo que “algún año no ha podido competir pero ha estado allí durante muchos años y tenemos la esperanza de que continúe. Subió hasta Tercera División y siempre ha estado en las posiciones de cabeza. No sé si es porque llevamos la camiseta del Real Madrid, pero éramos el equipo a batir. En Palencia nos apoyan mucho”, comenta el presidente y posible entrenador del equipo en el futuro.

Otras actividades se realizan en la sede, la cafetería Sheraton, donde trabaja la mujer del presidente. No siempre se juntan todos ni siempre es en el mismo sitio porque para Marcelino García lo importante es que “el sentimiento sea de verdad, que se trate de colaborar. Al final la gente reconoce la labor que hacemos y nos dicen “no sé cómo lo hacéis” y eso se agradece. Además, cuando vamos al Bernabéu vienen muchos niños y siempre nos dicen que quieren volver. Eso me llena. Luego, ellos van con el pin del Real Madrid por el pueblo y nace otro madridista”. Una vez más el sentimiento madridista se hace más fuerte con el esfuerzo y la dedicación de los fieles aficionados.

Buscar